Título: Bleed to Death Tracklist:

  1. Insanity
  2. To bleed to Death
  3. Faith means nothing
  4. Terrorism
  5. War
  6. On the line

Web: www.myspace.com/blacklistmadrid Valoración: 7,5

Análisis: Seguramente nadie sea capaz de aislar la música de un estado de ánimo correspondiente, y si tuviésemos que describir el que nos transmite el trabajo de Blacklist seguramente hablaríamos de rabia. Hacía mucho tiempo que nadie se agarraba a las raíces del Thrash Metal para desarrollar su música, y Bleed to Death es una resurrección de los sonidos más clásicos de este género, con claras referencias a grupos como Slayer, Kreator o Testament.

Sumergidos en su escucha, recibimos como carta de presentación una intro instrumental que, bajo el nombre de Insanity, prepara los oídos para lo que viene a continuación. El empaste de las guitarras abraza al oyente y lo conduce a través de su dinámica creciente a las puertas del territorio de Blacklist.

Desde los primeros compases de To Bleed To Death se intuye el espíritu que motiva este trabajo: la contundencia se hace evidente con una potente presencia de la base rítmica que condiciona –a veces excesivamente, eso sí- el sonido que lo envuelve. Como en las grandes obras del género, Blacklist sorprenden con unas líneas de guitarra especialmente incisivas que se abren paso a lo largo de los temas, tanto en la elaboración de sus riffs –más agresivos que técnicos- como en los solos que los acompañan, donde se hacen especialmente interesantes los duelos entre Alex Cappa y Hugo Palatucci, que sí se explayan en esta ocasión. En síntesis, la sensación que produce es la de un fuerte núcleo sólido configurado por el bajo de Jorge Berrocoso –con un sonido excelente- y la batería de Carlos Calero –que constituye el nexo más directo con los orígenes del Thrash Metal-, y una amplia gama de matices que ofrecen las guitarras, explorando –sobre todo desde el punto de vista estructural- por nuevos caminos que se desarrollan en torno a ese núcleo.

Las letras, de marcado tinte político, refuerzan su mensaje con una producción de la voz muy correcta, que la convierte en uno de los elementos con mejor resultado en Bleed to Death, y que tal vez sea el punto de distinción más notable sobre las bandas antes citadas.

Uno de los momentos cumbres llega con War, donde todos los elementos que destacaban por separado funcionan verdaderamente en conjunto, y nos dan una idea de la capacidad de esta banda. Es una lástima que ese equilibrio se pierda en la mezcla del resto de la maqueta, que desluce en algunos momentos y pierde algo de fuelle con On the Line, que se encarga de poner el punto final.

El análisis después de escuchar Bleed to Death por primera vez conlleva la admiración hacia una banda que ha sabido arriesgarse con un estilo que necesitaba una renovación, y que podría despertar esperanzas en todos sus seguidores. Cabe destacar el hecho de que sea una banda de Madrid quien prescinda de las referencias más próximas y comerciales, y decida llevar a su terreno particular un sonido que ya no es familiar. 

Lo mejor: La contundencia que transmite en general, y el acierto al desarrollar un estilo desde sus posibilidades con un punto de vista fresco y nítido.

Lo peor: Irregular en su ejecución y, más notablemente, en la mezcla.

Tipo: 
1