Blood

Título: G.E.N.

Tracklist:

  1. Gotika
  2. Egos
  3. Nirvana
  4. Más gas
  5. Ansia
  6. Sangre
  7. Pena de vida
  8. Víctimas
  9. Gotika (instrumental)
  10. Egos (instrumental)
  11. Nirvana (instrumental)

Website: www.bloodwebsite.info

Valoración: 7

Análisis:

La aventura electrónica de Blood tiene un punto de partida difuso. A falta de referencias en el panorama español, los alicantinos toman el relevo de leyendas internacionales como los elementales Rammstein. Sin embargo, aunque el primer impacto llama a esa influencia, la banda se toma la libertad de abrir una vía y tener el inconmensurable valor de ser pioneros. La presencia electrónica es mucho más importante en este caso que en el de los alemanes, y Blood basan su agresividad en unos sonidos más complejos, al estilo casi de The Prodigy o Aphex Twin. G.E.N. ofrece una evolución que nace afín al metal industrial y deriva hacia un terreno cercano al techno –en un guiño a los desvaríos más extremos de Fear Factory- a lo largo de 8 temas. En los 3 primeros cortes, sobre todo, Blood funcionan como una maquinaria compuesta de elementos muy sencillos, pero que en conjunto trabajan de un modo compacto y muy contundente. A partir de Más gas la programación se presenta en el primer plano, y G.E.N. da un giro que prácticamente desecha sus raíces metálicas. Si bien es verdad que mantiene su buen sonido, gracias en parte a una cuidada producción, la repetición de patrones cíclicos transforman al disco en una obra demasiado lineal, no sólo en cada tema, sino a nivel global. Cuando Víctimas deja de sonar, el oyente que escucha G.E.N. en casa puede estar cansado de una música que está más destinada a auditorios más amplios. Resulta extraño, al principio, oír este estilo de música cantado en castellano, pero la verdad es que las posteriores escuchas lo convierten en algo natural y se pone de manifiesto el acierto. De esta manera se sitúa un nuevo estilo dentro de la proximidad de nuestra música, y se hace un hueco en una familia de bandas que irían desde el pop eminentemente electrónico de Ratio hasta el metal con matices programados deEkon. En el equilibrio de Blood se percibe una madurez que sin embargo debería hacerles subsanar algunas carencias estructurales, para dinamizar su música y convertirla en un producto de culto dentro de nuestras fronteras. Un buen trabajo de cualquier manera.

Lo mejor: La naturalidad a la hora de introducir un estilo nuevo en el panorama.

Lo peor: La linealidad de la vertiente electrónica del disco.