Título: Depresión

Tracklist:

  1. Intro
  2. Infección
  3. Análisis 00
  4. Reinserción
  5. Alma Partida

Web: naturalbornstonehead.commyspace.com/naturalbornstoneheads

Valoración: 7

Análisis: Depresión es un crisol de influencias entre las que encontramos un guiño personal a muchas de las bandas más potentes de la escena metálica actual. Depresión es una notable evolución desde el anterior trabajo de Natural Born Stonehead. Depresión es la mejor manera de aprovechar un genial sonido, fruto de la colaboración con Alberto Seara. Depresión es, en definitiva, la declaración de intenciones más eficaz del grupo madrileño, así como su apuesta seria por un estilo que no deja de demostrar su fertilidad en los últimos años.

Bien es verdad que viene siendo habitual reciclar el legado de bandas consagradas e incorporar elementos personales a la hora de componer, y también es cierto que la fórmula parece fácil. Sin embargo, hacerlo con calidad es, como todo, muy complicado, y es de agradecer escuchar un trabajo que ha sabido conseguirlo. En Depresión percibimos un grupo que ha crecido notablemente en relación con su debut y podemos apreciar que cada elemento de la banda, avances tecnológicos al margen, ha sabido evolucionar tanto en el terreno artístico como en el puramente técnico.

Prestando atención a excelentes detalles estructurales como en los primeros compases de Reinserción, o a cada uno de los riffs que conforman este EP, desde el frenético Infección hasta el contundente Alma Partida podemos entender donde está el verdadero espíritu de este trabajo. El peso específico de NBS recae sobre las guitarras de Fer y Gorka que, al margen de su capacidad para administrar la potencia, adornan Depresión con unos arreglos muy acertados que matizan su sonido a la perfección. Si ya habíamos dicho cuál es el espíritu, hay que aclarar que Rojo al bajo y Tetxín a la batería le dan una estupenda forma al cuerpo del grupo, mientras que la voz de Nacho es el vínculo más directo con las raíces de su primer trabajo, tal vez porque es uno de sus rasgos más personales, acercando el sonido de la NWOAHM a estilos que nos suenan más próximos, como el de los catalanes Ktulu o el de unos salvajemente endurecidos Hamlet.

Convence.

 

Lo mejor: Una buena dosis de potencia que se hace necesaria y que, a la escucha de este trabajo y teniendo en cuenta la evolución respecto del anterior se les puede augurar un gran futuro.

Lo peor: Las evidencia de sus influencias.

Tipo: 
1