Ratio

Título: E(static)A

Tracklist:

  1. Estática
  2. El Rey
  3. Vértigo
  4. Control
  5. Letanía
  6. Satélite
  7. Culpable
  8. Valis
  9. Me completas
  10. Desnúdate
  11. Algo Sideral
  12. Silencio

Web: www.ratioactive.com

Valoración: 7

Análisis:

Es difícil deshacerse de la ropa vieja, y cuando la moda vuelve a aceptar que uses una chaqueta que tenías guardada al fondo del armario la sensación de poder rescatarla es muy especial. Con la música pasa lo mismo, o parecido. Ratio ha sabido girar las llaves necesarias para poder sacar los ritmos electro-punk de los 80 del baúl y hacerlos sonar de una manera perfectamente actual. Uno de esos giros de llave es liberarse del propio espíritu del estilo, que invita a hacer las cosas sin pensar con resultados frescos, sí, pero musicalmente inútiles. Ratio escapa de esa filosofía y presenta, en “E(static)A”, un trabajo depurado, bien planteado y que evoluciona dentro del mismo disco. En él encontramos sonidos cercanos a los ritmos mecánicos de grupos electrónicos europeos de vanguardia como Kraftwerk, pasados a la velocidad del metal industrial –herencia de sus primeros discos-, y combinados con la melodía que le da a Ratio su propia personalidad. Las guitarras de Paco Valiente envuelven toda la mezcla, evitando que las programaciones se desboquen, y sobre esa base que se debate entre la cordura y lo irracional Miguel Enjuto canta las letras, con una dejadez particular que recuerda a Iván Ferreiro y que, al igual que este alcanza su mayor grado de comunión con la música en unos estribillos muy pegadizos y potentes. Acertadamente, el cuarto álbum de los madrileños arranca con Estática, que casi se canta en la primera escucha, y atrapa al oyente en su estructura rockera. Sin embargo, todo lo fácil de asimilar que es este primer tema se va convirtiendo en una extraña complejidad que estriba en el contraste entre la sencillez de la ejecución y la inusual concepción de los temas. Junto a piezas frenéticas en las que la vertiente electrónica gana la batalla, como Control o Algo Sideral encontramos otras muy calmadas como Me Completas –una muy interesante balada- o Silencio; incluso hay hueco para Satélite, una versión de Lagartija Nick. La mezcla de influencias y estilos da como resultado un producto de pop-rock electrónico bien perfilado, redondo, aunque demasiado simplista en ocasiones. Se nota experiencia en la utilización de elementos que funcionan muy bien -buenas melodías, sabia administración de los puntos fuertes y los débiles-, y en la forma en que rompen los límites de un estilo para absorber lo mejor de toda su trayectoria y ponerlo en común.

Lo mejor: Que han aprovechado lo mejor de su estilo, como la agresividad electrónica, la velocidad que permite, la perfección de las máquinas… y en la medida de lo posible han huido de lo peor –la repetición exagerada, la ausencia de melodías…-.

Lo peor: Que habiendo demostrado en el conjunto del disco que son capaces de mucho, hay algunos temas demasiado simples, no por sencillos, sino por vacíos, como Algo Sideral.