¿Cómo surge este proyecto? Surge a mediados de 2001 de la unión de dos trayectorias diferentes que se prolongan juntas en un modo diferente de entender el punk-rock. Discordia es la palabra que resume una actitud social irreverente y también un compromiso particular con la vida, la música y la pasión. ¿Cómo se consigue el sonido de Discordia? No tiene nada de especial, si por especial se entiende un sonido nuevo, es rock, aunque como ya hemos dicho antes, aunque parta de influencias ya conocidas, su forma de transmitirlo es simplemente sincera y personal, no hay más pretensiones que las de crear buenas canciones y hacerlo tal y como sale del corazón. ¿Como ha sucedido este nuevo lanzamiento? Este último disco, el cuarto ya, "Con el filo de la lengua", está autoproducido por el grupo y por eso tal vez sea el más directo y fiel a su actitud musical y crítica. Después de dos discos bajo el sello discográfico Santo Grial este último corre por cuenta propia y su lanzamiento y distribución cuenta con la supervisión de Nómadas en Acción. ¿Proyectos inmediatos? Los proyectos inmediatos son la divulgación de este trabajo por todo el territorio nacional a través de las tiendas y los medios de comunicación con mayor alcance y paralelamente los conciertos de la gira que irán mostrando el quehacer de la banda en directo y su verdadera fuerza. ¿Su último trabajo? Todos y cada uno forman parte de la historia del grupo, de su desarrollo a nivel musical y humano, pero probablemente este último marque un antes y un después en esa línea compositiva, puesto que ya hay un sonido más claramente propio y en conjunto supone el trabajo más duro y mejor acabado hasta la fecha. Discos esenciales en la trayectoria del grupo Mostrar brevemente algunos de los discos que más han influido en el grupo habiendo tantas influencias y tan variadas quizás quede demasiado incompleto pero podríamos mencionar como ejemplo "American Idiot" de Green Day, "De espaldas al mundo" de Boikot, "Te lo dije" de Reincidentes", "Corre corre" de Leño, "Volumen Brutal" de Barón Rojo, "Donde están mis amigos" de Extremoduro, o "19 días y 500 noches" de Joaquín Sabina.