Álbum: 
Obzen
Año: 
2008
Web: 
http://www.messuggah.com
Tracklist: 

1. \"Combustion\" (4:11)
2. \"Electric Red\" (5:53)
3. \"Bleed” (7:19)
4. \"Lethargica\" (5:49)
5. \"obZen\" (4:26)
6. \"This Spiteful Snake\" (4:54)
7. \"Pineal Gland Optics\" (5:14)
8. \"Pravus\" (5:12)
9. \"Dancers to a Discordant System\" (9:36)

“Un disco con aspiraciones a convertirse en la piedra filosofal del metal del Siglo.XXI”

Con cierto sigilo se venía anunciando este “obZen”, misterioso desde que se anunciara su curiosa portada. Algunos, debido a ese cambio de look, temíamos que Meshuggah hubieran pegado un giro de 180 grados, pero, para disgusto de la MTV, no ha sido así. Lo que ha sucedido es que los maestros del Polyrhythmic Metal han sorprendido a todos. Ninguno esperábamos un trabajo tan magistral, sobretodo después de sus últimos dos discos, que aún siendo buenos trabajos, no alcanzan ni por asomo a este nuevo álbum.

Se podría decir que el cupo de los nominados al mejor disco de Meshuggah, ya está cubierto con “Chaosphere” (1998), el EP “I” (2004), y quizá en lo más alto nuestro ya venerado “obZen”.

Obra perfecta de principio a fin, el disco comienza con “Combustión”, un tema algo contaminado con la esencia de System of a Down, pero con una fuerza asombrosa. Bien pensado para que se empiece a ingerir el disco de manera rápida.

Para no atragantarnos, los suecos nos deleitan con “Electric Red”,  un segundo corte algo más tranquilo, con ciertos toques de fusión, que ya denotan que estamos ante uno de los discos con más posibilidades de ser el gran triunfador del 2008.

El tercer tema se presenta como el single del disco. “Bleed” no es que sea bruto, es que es una absoluta batalla campal, en la que bombo, timbales y guitarras disparan al cerebro como cañones de asalto. Grandísima demostración de Tomas Haake a la batería, del que se puede decir que ya tiene el viaje pagado al reino de los cielos.

“Lethargica" nos lleva a las trincheras a descansar a base de pasajes atmosféricos y oscuros, muy en la línea de los últimos discos del grupo.

Una vez que se han repuesto fuerzas y se han cogido provisiones, se vuelve a la carga con uno de los mejores cortes de obZen y de toda la carrera discográfica de Meshuggah. El tema homónimo del disco vendrá a convertirse en otro clásico de la banda. Con una contundencia exagerada, el tema entra como un tiro gracias los magníficos riffs de Fredrik Thordendal. Con cierto regustillo a Lamb of God, este “obZen” es de lo mejor del disco.

"This Spiteful Snake" y "Pineal Gland Optics" son auténticos temas Meshuggianos, hechos por y para los fieles seguidores del grupo. A destacar el apoteósico final de este último, otro de los innumerables momentos del disco que erizan la piel.

El penúltimo tema guarda la misma fórmula que Combustión, a diferencia de que este “Pravus” se encomienda más bien a las tonalidades progresivas y melódicas de grupos como  Dillinger Escape Plan o Textures, los aventajados alumnos de Meshuggah.

Y finalmente, la gran joya de la corona: “Dancers to a Discordant System". Casi 10 minutos de climax polirítmico, con momentos de auténtico placer musical y en presencia de uno de los mejores riffs que jamás haya creado este grupo. Soberana lección de los maestros del género.   En conclusión, un disco con aspiraciones a convertirse en la piedra filosofal del metal del Siglo XXI. Y es que, según la concepción Aristotélica, ObZen posee cuatro "cualidades básicas" que hacen de un disco una obra maestra: creatividad, coherencia, grandes canciones, y reconocimiento mundial. Meshuggah, pese a llevar en este género más de 18 años, demuestran con cada disco hacia donde camina el metal hoy por hoy. Como maestros absolutos, los suecos están haciendo emerger a nuevas bandas en cada rincón del planeta, y extendiendo el estilo por todo el mundo. Si todo marcha bien, y el comercio no se infiltra demasiado, podríamos asegurar que el metal vuelve a subir otro peldaño, como ocurrió en los 80 con el Thrash.

El único problema surge cuando la música selecta se vende barata y se pone a disposición de cualquiera. Posiblemente pueda caer en manos de algún adinerado con mucha visión de mercado. Y si encima posee la suficiente capacidad de persuasión para que un grupo se deje llevar por él, apaga y vámonos...el caviar se convierte en huevos de oro.

Esperemos que Meshuggah no intenten buscar atajos en el camino, y continúen por esta línea que tanto está aportando al metal.

Discazo absoluto, tan brutal como una apisonadora y tan preciso como el bisturí de un cirujano.

Lo mejor: 
tiene todas las cualidades para convertirse en una obra maestra, si es que no lo es ya...
Lo Peor: 
el secreto mejor guardado ahora se ha convertido en un rumor a voces.
Temas destacados: 
“Bleed”,” obZen”, \"Pineal Gland Optics\", “Dancers To A Discordant System”.
Imagen de GeduR
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 2 años 1 día
se unió: 29/12/2007

Cojonudo este puto discazo!

GM RULES!!! www.gedur.es

Imagen de ELVISRYTHMICS
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 9 años 1 mes
se unió: 19/04/2007

muy bueno, me encanta

Imagen de nadye
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 2 años 5 meses
se unió: 11/09/2007

Con permiso, s?lo una aclaraci?n. Para los que est?n interesados, La web de meshuggah es:

http://meshuggah.net/

Anónimo
Imagen de Anónimo

No es por nada pero meshuggah dejo de ser un grupazo desde que publicaron chaosphere,lo mejor de meshuggah con difrencia es el contradiction collapse y el destroy erase improve,el resto todo es broza.

NBS
Imagen de NBS
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 7 años 2 meses
se unió: 19/04/2007

Probablemente no mucha gente lo conozca, pero uno de los mejores temas de Meshuggah, los cuales ellos mismos descartarón porque "no les gustaba" se llama "War" y se encuentra en el disco ese de rarezas que sacaron. Ese tema es increible, al loro a las risillas del cantante en uno de los parones más brutales del tema!

Natural Born Stonehead | www.myspace.com/nbscore